LA HIPOCRESÍA DEL TICO

ANDREY AMADOR Y LA CAÍDA DE LOS DIOSES

Como muchos o diría casi todo el país escuchamos del altercado que tuvieron el ciclista Andrey Amador y un oficial de tránsito que para mi memoria sigue en el anonimato. En mi caso no estoy a favor de ninguna de las dos partes ya que tanto el oficial como el ciclista rompieron el esquema del respeto en algún momento.

Este pequeño problema solo demuestra como nuestra Costa Rica en las últimas décadas ha venido mutando su idiosincrasia y no necesariamente para ir mejorando. Dejamos de tener al tico trabajador, responsable, amable y educado y hemos descubierto nuestra faceta del serruchapisos, hipócrita y con una lengua muy larga a la hora de opinar. Este problema simplemente demuestra que tan atrasado está nuestro país en tantas cosas pero dejemoslo simplificado a la red vial que tenemos actualmente.

Creo que fuera de los actores involucrados en la escena los demás deberíamos de ser espectadores y echar para nuestro saco; pero las redes sociales dan alas a los animales ponzoñosos y a las lenguas sin cerebro. Yo simplemente cansado del escándalo que arman los medios de comunicación y de entrar en polémica con personas que preguntan mi posición al respecto decidí ver todo el material para asegurarme de conocer bien como se dieron las cosas. Desgraciadamente pronto me encontré con todo tipo de comentarios, reacciones y memes al respecto. Casi de inmediato un mensaje de algún grupo de whatsapp en mi teléfono con algún meme ingenioso con Amador o el oficial como centro de mesa. A comer, la mesa está servida, ya el tico tiene en que entretenerse nuevamente.

Cada vez que alguien va de paseo al exterior y se siente cómodo porque en su pasaporte brilla el escudo nacional, que se siente bien por el trato que recibe o simplemente porque su nacionalidad es reconocida por otros por miles de símbolos o personajes con los que nos identifica la gente, pueden estar seguros que no es gracias a ese montón de personas que si tienen tiempo para criticar, hacer memes o dar opiniones sin sentido. No, esos atributos normalmente son gracias al esfuerzo de verdaderos ticos que dan todo por su país.

¿Acaso nunca nadie le ha dicho algo a un oficial de tránsito? ¿Acaso nadie se ha quejado antes por el trato de algún oficial de tránsito?

Aunque suene feo y mucha gente lo tome a mal Andrey Amador no es un tico como todos los demás. Su esfuerzo y dedicación van a allá de lo que muchos de esos que abren sus cloacas para opinar podrían entender. Un oficial de tránsito que vemos bajo la lluvia torrencial dirigiendo orquestalmente las presas tampoco lo es. Dudo ver a los zopilotes mojándose la cola con largas horas de trabajo.

Lo más triste es ver como los que hoy son dioses, mañana son crucificados (les suena conocida la historia). Y es aún más triste ver y saber que muchos de los que dicen “es uno más, hay que respetar las leyes” son de esos que compran licencias de conducir, falsifican cédulas, pasaportes, que se roban el periódico del vecino, que le paga al mae del barrio para que le arregle el medidor de la luz, que fulano le arregla la llave para que pague menos por el agua, que roba cable o hace cualquier chorizo para pagar una mensualidad y ver como veinte personas, que se cola en la fila, que copia en los exámenes, que es irrespetuoso,  imprudente, prepotente cuando maneja, que toma y maneja, que está enjaranado hasta la madre, que inventa lo que sea con tal de que lo incapaciten para ver las mejengas o sacarse la goma, que compra lotería, guaro y cuanta cosa ilegal le ofrecen, compra películas pirata, que no paga impuestos y así podría seguir nombrando hasta que no quede un solo tico libre de pecado.

Cuando usted sufra lo que sufre un atleta, cuando usted cargue con la responsabilidad de la autoridad, cuando usted deje el chorizo, la hipocresía, la vagancia entonces opine, y cuando ese día llegue usted no va a opinar porque posiblemente esté muy ocupado tratando de hacer grande a nuestro país y hacer un comentario sobre algo tan trivial simplemente le haría perder su tiempo.

Atletas como Andrey Amador también tienen sus días malos, salir a parir con la manada de bestias que andan en carretera todos los días, no contar con las condiciones necesarias para poder ser de los mejores del mundo, hacer entrenamientos que posiblemente sean una verdadera tortura, estrés previo a alguna competencia podrían hacer que el más sereno venadito se vista de león. Nunca justificaría el irrespetar a otra persona pero si creo que ticos como Amador deberían poder transitar libremente de forma destacada, con una gran camisa con su nombre y TODOS ofreciéndole el espacio en las carreteras para que pase tranquilo y siga haciendo grande a Costa Rica. Seamos honestos, usted no se va a levantar todos los días a las cuatro de la mañana a entrenar, tampoco va a rodar los kilómetros que hace él y posiblemente si lo intenta pronto terminará la bici guardada y usted con una cerveza una boca y alguna mejenga o programucho purete en televisión. Amador teniendo la oportunidad de entrenar en tantos países mejor desarrollados se encuentra aquí, en su tierra, con su gente, dudo que alguien que sabe lo que es el esfuerzo de ese nivel actúe de esa forma regularmente.

Adelante Andrey, adelante oficiales, ambos engrandecen nuestra tierra. Nada de que preocuparse, al tico promedio mañana le ponen un partido o un par de goles extranjeros y se les olvidó todo. Lástima que no somos iguales para criticar al gobierno y presionarlo de la misma manera. Lástima que no cumplimos las leyes, lástima que ya no decimos buenos días, tardes, noches, lástima que tiramos la basura a la calle, lástima que hacemos tantos memes y menos ayuda social. ¿Ya se les olvidó Upala y todos los damnificados? o ¿era simple moda en facebook? Al tico lo que le gusta es lucirse, brillar sin luz propia, si otro brilla es un hijueputa, es choricero, un tipo con suerte, yo lo haría mejor. El tico, buscando siempre que vean como opina sobre algo que no sabe.