MI ZONA DE CONFORT

Todos por algún motivo o circunstancia en un momento de nuestra vida llegamos a estar en lo que llaman “la zona de confort”. Esta zona nos es siempre familiar, nos mantiene con nuestro entorno controlado, sin sorpresas.
Pero, que tan bueno será permanecer siempre en esta zona? No podría decir que tan bueno o malo es, lo que si puedo decir es que las personas que más progresan son las que siempre están expandiendo dicha zona, los que buscan retos constantemente.
Los retos son el único momento en donde las personas tenemos la capacidad de ver nuestras debilidades y fortalezas. Los retos y los momentos dificiles ponen nuestra creatividad en desarrollo, la ponen bajo presión y muchas veces es lo único que realmente nos puede salvar o poner nuevamente en pie.
He escuchado una frase que dice “de la necesidad la creatividad” y poco a poco la vida me ha mostrado que esto es mas que cierto. Pero no necesitamos llenarnos de problemas para despertar esa creatividad, pero algunas veces tener la soga en el cuello es una muy buena motivación.

Nuestra sociedad nos educa de una manera algo castrante. Lo que más aprendemos es que cometer errores es malo y muchas veces será castigado. Pocas veces nos dicen que errar es la mejor forma de aprender. Cometer errores es la mejor forma de no temer a los retos, es tener el coraje de levantarse todas las veces que sean necesarias de las caidas a las que lleva nuestra vida.
Cuantos inventos, descubrimientos no han usado el método científico de prueba y error para poder ofrecer los mejores productos a sus clientes? Cuantas veces sé muy bien que NO debo hacer, porque ya en el pasado cometi muchos errores haciendo lo mismo?
Los profesionales más exitosos no son tan buenos en su campo por puro accidente, han tenido un sin fin de tropiezos y caidas. Son maestros del error, se han autocorregido cientos de veces. Parece mentira pero si caes muchas veces simplemente te conviertes en un experto en aterrizaje, un ejemplo de esto es el arte del JUDO, lo primero que aprendes es a caer. Sino logras esta primera parte exitosamente nunca podrás aprender o disfrutar de él. Porque en el JUDO la parte más emblemática tiene que ver justamente con esto, caer, caer.
Caer es un arte, caer de forma correcta y sin lastimarse requiere del desarrollo de ciertas habilidades. Pero para esto tengo que tirarme constantemente al vacio. No es esto demasiado loco. Tal vez si.
Salir de esa zona de confort es lanzarse al vacio, es tropezar en el recorrido que no conozco, es salir de lo que ya esta dominado en mi vida. Muchas personas desean un cambio en su vida o tener alguna nueva aventura. Pero muchas veces en el primer error desisten y hasta dicen “no puedo, no sirvo para esto”. Nadie puede aprender o tener dominado algo al primer intento, es dificil y seria demasiado aburrido. Solo imaginen algo así:
-Hoy quiero aprender a dibujar, ya hice mi primer dibujo ya soy demasiado bueno ya no necesito mas. Motocros, me monte la primera vez y perfecto. Ya.
En lugar de llegar siempre con algo nuevo, algo que nos haga pensar
-Hoy por primera vez logre dibujar un arbol. Hoy aprendi como hacer sombras. Al principio me costo mucho pero despues de mucha práctica he mejorado y ademas me ha dado DISCIPLINA, me ha hecho ser CONSTANTE y no dejarme vencer.
Deja tu zona de confort, llena tu bulto de explorador con tus conocimientos, habilidades y ve por una expedición en el bosque de la vida. Serás capaz de sobrevivir? De mantenerte orientado? De volver a casa? De aprender? De levantarte?