ESTE VIAJE…

Oscuro, tenebroso mar de incertidumbre que se enrosca en mi cabeza…
Desde cuando las cosas cambiaron de rumbo sin darme cuenta? Desde cuando el filo del abismo pasa por mi cabeza todo el tiempo? Sera acaso puro martirio o simple naturaleza? Sera acaso que este viaje sin retorno sigue creando ilusiones que se esfuman en el silencio?

Hoy siento que la vida se acerca más que antes, que lo bueno por su naturaleza pura sobresale de las cosas que pueden distraer tu mente. No hay forma de mirar atrás, o si? pero, para que mirar atrás cuando el futuro ofrece oportunidad de cosas nuevas, de cambios, de problemas que resolver. Una odisea sin retorno…un universo de emociones que navegar, algunas las cuales ni sabía que existían en mi ser.
Veo frente a mí y puedo observar un alma gemela, un alma llena de ilusión, un despertar de conciencias, un abrazo interminable, una bienvenida, un dos, un tres, un uno…

Libre, descalzo, desnudo me siento en esta piedra, no para que me mires, sino para hacerte compañía. Vengo libre a sentarme en este paraíso porque si bien no es perfecto es lo que hace que lo sea para mí. Vengo encantado de amor, vengo vestido de vos, quiero envolverme en tus abrazos nocturnos, con arrumacos y arrullos. Quiero un beso lento, pausado, cautivador, que derrita la noche y la haga interminable.

Este momento de interrupciones, de brincos y saltos quiero pasarlo con vos. Quiero extender mi mano y sentir el calor en la noche de cada espacio de tu piel. Quiero que se abra la madrugada en llantos de lactante. Quiero olor a pañales sucios, a noches en vela y a besos de mamá.

Deja que el malestar de hoy se convierta en la caricia de mañana. Porque cuando la subida se pone difícil y pesada yo soy bueno para empujar. Porque cuando hay tropiezos y derrumbes soy experto en caer y levantarme cuantas veces me tiren. Porque la soledad no me asusta y hace que compartir no sea una obligación sino un total deleite. Y este deleite con vos es algo de lo que no me quiero perder por nada del mundo…