¿CARONTE?

Durante cuanto tiempo se puede soportar el desagradable hedor de esta sociedad?

Hemos crecido sucios, llenos de vicios, llenos de envidia y cóleras innecesarias. Cansados de lidiar con personas sin modales, sin consciencia y respeto por los demás, hemos sido arrastrados a las alcantarillas de la sociedad, a comer con las manos sucias y a la carrera, a hablar de prisa y sin poner atencion.

La vida nos esta desensibilizando, nos esta volviendo mas inutiles, mas ciegos, mas crédulos, mas egoístas, mas necesitados, mas dependientes. El ser debería liberarse y ser libre, la manchada ropa que llevamos, la sangre con que nos comunicamos con nuestros celulares inteligentes, el mundo que se esconde detras de cada una de nuestras comodidades.

Escarbar el basurero no es necesario ya, el reciclaje es mas un lujo que una prioridad, la cultura destructiva del tírelo y compre uno nuevo.

Montado en la barca del Caronte sin monedas para pagar el viaje espero encontrar algo tirado en el mundano paraíso del que me admiro. Sin monedas, sin modales, sin escrúpulos, sin respeto, sin remedio… Montado en la barca del Caronte la vida es mas exitante, la búsqueda es exhaustiva, meticulosa, precisa.

La muerte acerca al pasajero a la vida, la oscuridad nos acerca a la luz, el dolor al consuelo, la agonía al regocijo, pero donde nos bajamos? donde paramos el recorrido tétrico y de mal gusto? Cada día la esperanza del mundo mejor queda en el ayer, a nadie le importa, nadie lo vio.

No me bajo de la barca, para que? para que hacerlo? no hay nada mejor fuera de ella que dentro, o si? La luz debe salir en algún momento, o no? Cuantos momentos frágiles han resistido el ataque constante manteniéndose en pie?

Este fragata zarpo ya, no hay marcha atrás. El ciclo nuevo inicia, lo viejo se fue, el ayer se fue, yo me fuí, volví y sigo aqui….